El Grupo Municipal del Partido Popular considera que la visita del alcalde de León, José Antonio Diez, el pasado viernes a los Talleres de Renfe es “un paseo electoral que no aclara si la anulación del PRAT (plan sobre el ámbito ferroviario) a la que aludía la semana pasada tendrá consecuencias negativas en las inversiones, traslado y unión de los dos talleres prevista en dicho plan”. El concejal popular Eduardo Tocino ha señalado que el aumento de la capacidad de los talleres y la generación de nuevos puestos de trabajo que reclaman trabajadores, cargos ferroviarios y sindicatos leoneses “no están siendo atendidas desde la empresa estatal. Estos temas, que son los que preocupan realmente, no están siendo exigidos ni por el alcalde Diez ni por el Partido Socialista”.

León, 28 de octubre de 2019.- El pasado viernes, el alcalde de León, José Antonio Diez, visitaba los talleres ferroviarios de León junto a una delegación de Renfe-Integria en un ambiente de “secretismo y sin ningún tipo de noticia oficial”. Una visita que finalizó sin “anunciar nuevas inversiones ni más carga de trabajo en ambos centros ferroviarios. Y sigue sin aclarar si los planes de anular el PRAT conllevarán la renuncia a la modernización, unificación y traslado de estos”.

“Estaba previsto que estos talleres se trasladaran a Torneros. La parte logística sigue sin inversión pública, pero tampoco tiene previsión alguna la parte ferroviaria. Los talleres leoneses precisan de más personal como así lo han denunciado reiteradamente los trabajadores y cargos intermedios que se ven muy necesitados de más medios humanos sin que Renfe, a nivel nacional, haya hecho nada para solventarlo. Esta necesidad cae literalmente en saco roto en la presidencia de Renfe que no impulsa la actividad de los talleres leoneses como sería necesario”, ha subrayado el edil popular. Y el misterio de la visita de los altos cargos de Renfe a León ha sembrado de más incertidumbre a los trabajadores que temen iniciativas de Renfe perjudiciales para León.

Tocino ha recordado que “hace unos días el alcalde Diez dijo a los vecinos que los problemas de ADIF no eran cuestión suya, cuando son problemas que afectan a los leoneses y exigen soluciones en el Paso de los Quebrantos, la supresión de una plaza-mirador en Doctor Fleming, que venía contemplada en el proyecto, o el muro de hormigón sobre las casas de la calle Astorga. El mismo secretismo hay sobre los ausentes trenes de FEVE, o la normativa aún no realizada por Fomento. Suponemos que con los problemas de Renfe dirá lo mismo, que no son problemas suyos. En el Partido Popular no entendemos esta actitud de mirar para otro lado y no querer gestionar ni presionar con los proyectos estatales a pesar de que anunció que sería un alcalde ‘incómodo y reivindicativo’, algo que se está comprobando como incierto dado que no se están viendo realidades ni gestión, sino fotos políticas vacías o, en este caso, visitas secretas”.