“Mi pueblo no se cierra” defiende el modo de vida de los pequeños municipios

• Eduardo Fernández destacó que los pueblos de León “forman parte de nuestra vida y de nuestra historia”

Mi pueblo no se cierra Riello 48629 de noviembre de 2015.- La candidatura del Partido Popular de León puso de manifiesto en un acto público ante los habitantes de Riello que “Mi pueblo no se cierra”. La iniciativa del PP que está recorriendo España se estrenó hoy en la provincia para defender los valores del municipalismo contra aquellos que quieren destruir las poblaciones de menos de 5000 habitantes y las diputaciones.
Los integrantes de las listas, encabezados por el número uno al Congreso, Eduardo Fernández, pusieron de manifiesto las razones que llevan a los populares a luchar por unas administraciones, como son los ayuntamientos de estas localidades.
Así el también presidente del Partido Popular de León aseguró que los municipios no pueden desaparecer porque, más en una provincia como la leonesa, “forman parte de nuestras vidas y de nuestra historia” por lo que el cierre de los consistorios supondría “el inicio de su desaparición”.
Eduardo Fernández expuso razones contundentes a favor de los pueblos como que los pequeños municipios “son la administración más saneada” dado que la deuda de la administración local continúa bajando de “forma ininterrumpida” desde hace cuatro años. Actualmente la mitad de los municipios de menos de 5.000 habitantes, no tiene deuda.
Incidió en que “Mi pueblo no se cierra” porque es “quien mejor está cumpliendo los objetivos de estabilidad y quien está tirando del carro de la recuperación económica”, ya que son sus habitantes unas de las personas que mayor esfuerzo están realizando para salir de la crisis. Por eso, 9 de cada 10 ayuntamientos de España cierran sus ejercicios con superávit presupuestario y crean economías de escala, algo que permite el abaratamiento del coste de los servicios mediante las Diputaciones Provinciales, “instituciones que, con la reforma realizada, son ahora más eficaces y cercanas”.

Mi pueblo no se cierra supone enarbolar, según el cabeza de lista a la Cámara baja, “la pasión por nuestra tierra, sus paisajes, su cultura, su historia, su gente”, algo en lo que la provincia de León “es abundantemente rica”. El mundo rural es parte de la manera de ser y de entender lo que es ser leonés y español, “porque León sin sus pueblos no sería España”.

En el acto enmarcado en la campaña “Mi pueblo no se cierra” el candidato número uno al Senado, Luis Aznar, desarrolló una defensa encarnecida del terruño y alabando la labor de sus responsables, quienes “trabajan de una forma altruista poniendo su vida y sus horas al servicio de sus convecinos”. Los pequeños municipios son la administración que menos nos cuesta, gracias a que la mayor parte de sus alcaldes y concejales no perciben sueldo.

En sus discursos ensalzaron la labor de ayuntamientos y diputaciones, mostrando el valor añadido de estos en sus palabras y asegurando que el PP “no va a permitir que desaparezcan”.