• Eduardo Fernández se reúne en Ponferrada con diversos cargos del PP comarcal para analizar la actualidad política que afecta a la comarca del Bierzo

Reunión PP Bierzo7 de octubre de 2015.- El presidente provincial del Partido Popular ha mantenido una reunión con diversos cargos del PP del Bierzo en la que se ha procedido al análisis de los asuntos de actualidad que afectan a la comarca.

Por una parte, el Partido Popular ha mostrado su respaldo y su absoluto apoyo a las gestiones realizadas a lo largo de las últimas semanas por la alcaldesa de Ponferrada, Gloria F. Merayo, para asegurar el incremento de frecuencias de trenes Ponferrada-Madrid así como de la reducción de los tiempos de desplazamiento.

A diferencia del PSOE, que dejó pasar la época de bonanza presupuestaria sin dar ningún paso hacia la mejora de conexiones ferroviarias de alta capacidad con el Bierzo, el Partido Popular ha reivindicado con fuerza ante Renfe, a pesar de encontrarnos en un momento económicamente complicado para el país, la necesidad de contar con cinco posibilidades diarias de conexiones con Madrid.

En el transcurso de esta reunión, Eduardo Fernández ha destacado además que “cuando el Partido Popular llegó en 2011 al Gobierno de la Nación, desde la capital berciana era prácticamente imposible llegar a Madrid en tren, sin embargo, a lo largo de la presente legislatura, el Ministerio de Fomento ha sido receptivo a las demandas sociales y políticas para que desde Ponferrada salieran trenes directos hasta Madrid y, en este momento, el objetivo es, por una parte, mantener algunas conexiones directas a Madrid y por otra, aprovechar las oportunidades que propicia la llegada de la alta velocidad a la provincia”.

Por otro lado, el presidente provincial ha informado de que ya se ha trasladado al Ministerio de Industria la necesidad de seguir peleando en la Unión Europea por conseguir que se permitan mecanismos que aseguren la quema de carbón nacional.

Cabe recordar la tradicional oposición de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia a cualquier mecanismo que incentive la compra de carbón autóctono, como ya ocurriera con las restricciones por garantía de consumo, por este motivo “lamentamos la ceguera socialista, pues fueron ellos los que en 2010 acordaron la finalización de las ayudas al consumo para el año pasado en lugar de haberlas acompasado a la finalización a las ayudas a la explotación, acordada también por ellos mismos”.

Los populares se han comprometido a seguir defendiendo la necesidad de que en el Marco Europeo se puedan autorizar tanto las ayudas de pago por capacidad y adaptación como las ayudas a las nuevas exigencias medioambientales, que son el contenido fundamental que prepara el Gobierno. “Entendemos que son imprescindibles y así lo defenderemos en Bruselas. Se trata superar la actual situación de precios más bajos del carbón de importación, una consecuencia de lo que el Gobierno Socialista no tuvo en cuenta en 2010”.